La Feria Nacional del Queso de Trujillo que se celebrará, del 28 de abril al 1 de mayo, reunirá a un centenar de expositores, más de 500 variedades de quesos y 37 denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas de España y Portugal.

El certamen, que será inaugurado por el presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, afronta su vigésimo séptima edición con importantes novedades, como la apertura del espacio temático “Queso Infinito”, que dará cabida a las 27 denominaciones de origen de España, o la puesta en marcha de actividades para la elaboración de quesos en la Plaza Mayor de Trujillo en los que podrá participar el público asistente.

En el acto de presentación oficial, el presidente de la Institución Ferial de Trujillo y alcalde de la ciudad, Alberto Casero, explicó que también se celebrarán unas jornadas gastronómicas en seis restaurantes que elaborarán recetas con los quesos con denominación de origen protegida de Extremadura y destacó la presencia de diez sellos de calidad de Portugal, que será el país invitado de la XXVII edición del certamen, que avanza en su proceso de internacionalización.

Espacio Queso Infinito

La XXVII edición de la Feria Internacional del Queso de Trujillo transformará los soportales del Palacio de la Conquista en un museo etnográfico que reunirá en una exposición temática a las 27 denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas de España dentro del espacio Queso Infinito.

La muestra se podrá visitar gratuitamente durante todos los días de la feria en esta edificación renacentista del siglo XVI, donde se podrán apreciar por primera vez, reunidos bajo un mismo techo, todos los quesos certificados en nuestro país por los 27 consejos reguladores que acreditan el origen del producto.

Cada muestra de queso irá acompañada de una ficha técnica en la que se expondrán sus principales características, el método de elaboración, el ámbito geográfico y la antigüedad del sello de calidad, entre otras curiosidades.

Jornadas Gastronómicas

Coincidiendo con la celebración de la feria, los organizadores han programado unas jornadas gastronómicas en varios restaurantes de Trujillo que colaborarán elaborando menús para promocionar el producto.

En esta ocasión, se han seleccionado los quesos con denominación de origen de Extremadura, Queso Ibores y las tortas del Casar y de La Serena. Durante cinco días, los visitantes tendrán la oportunidad de probar 18 menús distintos en los que el ingrediente principal será uno de estos quesos certificados.

Los menús podrán degustarse del 27 de abril al 1 de mayo en los restaurantes NH Palacio de Santa Marta, Bizcocho Plaza, El Medievo, Corral del Rey, La Cadena y Parador de Turismo.

Los seis establecimientos presentarán en un lugar preferente de sus cartas los platos elaborados con estos tres quesos, que pueden ser entrantes, primeros, segundos o postres. Los establecimientos disponen de total libertad para elaborar los menús y fijar su precio.

Talleres del Queso


Por primera vez, el público asistente a la Feria Nacional del Queso podrá participar en la elaboración de quesos, partiendo la cuajada, echándola en los cinchos y prensando la pieza para comprobar la diferencia de textura tras la eliminación del suero.

Los talleres tendrán lugar en la Plaza Mayor y constituirán un instrumento de aprendizaje útil para quienes deseen adentrarse en el mundo del queso tradicional, pues únicamente se utilizarán utensilios antiguos que constituían la única herramienta de los pastores hasta hace tan sólo unas décadas.

27 años de Feria

La Feria del Queso se celebra en la Plaza Mayor de Trujillo coincidiendo siempre con el puente festivo del primero de mayo y atrae cada año a más de 120.000 visitantes procedentes de diversos puntos de Extremadura, Madrid y otras comunidades próximas como Castilla La Mancha, Castilla y León o Andalucía.

En la feria, se pueden probar cientos de variedades de quesos mediante el tradicional sistema de tickets que se adquieren en los diversos puntos de venta distribuidos por el recinto. Una vez degustado, el público puede comprar el queso preferido en cualquiera de los 114 stands del certamen, generalmente a precio de oferta.

Entre los principales objetivos, que se han propuesto los organizadores, destacan la puesta en marcha de actividades paralelas que contribuyan a dotar de contenidos a la feria; la implicación de productores de otras comunidades autónomas españolas y de otros países que permitan su apertura al exterior y la implicación del público en la muestra.