No es un jardín cualquiera, es nuestro jardín vertical y se encuentra en el interior del Cheese Bar.

 

El jardín ocupa unos 60 m2 del restaurante y está compuesto por más de 500 plantas de diez variedades diferentes. El jardín desprende un microclima y un frescor que te permite tener una temperatura ideal durante todo el año mientras degustas los platos que más te gustan. En la zona donde se ubica el jardín se produce un descenso de temperatura y un ligero aumento de humedad. Factores claves que recrean un clima similar al de un jardín o una terraza exterior, pero sin el ruido de la calle.

 

Además, el color, el aroma y la viveza que aporta el jardín vertical dentro del restaurante hace del Cheese Bar el lugar más confortable para probar los platos de carta de esta temporada.

 

Desde el año 2011 en el Cheese Bar continuamos con la filosofía Poncelet. Difundimos todos los aspectos en cuanto a la cultura del queso se refiere con 80 referencias queseras españolas y más de 240 europeas.

 

Desde la Calle José Abascal, 61 ofrecemos para los amantes del queso No esperes más y conoce nuestro jardín particular. Ven cuándo quieras al espacio más tranquilo y acogedor del restaurante. Ven al refrescante jardín vertical.