El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, y el de La Rioja, Pedro Sanz Alonso, serán investidos el próximo domingo Cofrades de Honor de la Cofradía del Queso de Cantabria en su fiesta anual de exaltación de este producto, que alcanza su vigésima octava edición. Durante el fin de semana, el colorido de los atuendos de las cofradías gastronómicas llenará Santander y se desarrollará el concurso anual de quesos azules, en el que participarán productos llegados desde Austria, Alemania, Dinamarca, Suiza, Holanda, Italia, Gran Bretaña y Francia. De España participan quesos de Cabrales, Cantabria y Castilla y León.
También será investidos Cofrades de Honor el ganadero y productor de quesos en Argentina Vidal Bada, de origen cántabro, así como Arlene Harris, esposa de Martín Cooper, inventor del teléfono móvil. Ambos son visitantes habituales de Cantabria y amantes de su gastronomía, explicó el hostelero Zacarías Puente, organizador del Capítulo Internacional del Queso que se celebra este fin de semana y en el que participarán cofradías gastronómicas de Francia, Portugal, País Vasco, Galicia, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Navarra, Valencia y Cantabria.
En cuanto a los cofrades de número de este año, serán nombrados José Antonio Fernández Argumosa, empresario de suministros hosteleros; Emérito Astuy, presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria; José Carlos Campos Regalado, director de Paradores Nacionales para la zona Norte de España y director del Parador de Santillana del Mar; y el quesero de Tresviso Javier Campo Campo.
Los premios a establecimientos por su promoción del queso son este año para 'La Asturiana', tienda del mercado de La Esperanza, y para el Parador Gil Blas.
El concurso de quesos será el sábado, mientras que el domingo se celebrará el desfile de los cofrades engalanados desde Puertochico al Ayuntamiento. Los cofrades serán recibidos con coros, grupos de danzas y banda de gaitas. Y delante del monumento a la quesera se ofrecerá al público una degustación de productos.