La XXII edición del Certamen de quesos artesanos de Asturias, en Salas, contó con 80 stands de productos agroalimentarios. Fueron 26 artesanos queseros los participantes, junto a una delegación de la localidad francesa de Nogent Le Roi, hermanada con Salas. 

Hasta Salas se acercó mucha gente ya bien temprano. Alejandro González, José Almeida y Alaitz Pinedo disfrutaron probando varios quesos. «La feria está muy bien y estas iniciativas vienen bien a los artesanos», señaló González. El joven explicó que le gusta comprar en este tipo de exposiciones porque «la calidad de los productos artesanos se nota». 

Susana Martínez, de la quesería Priedamu de Igea, en Cangas de Onís, explicó que «la diferencia entre un queso artesano y uno industrial está en la materia prima y eso se nota». Hoy comienzan las ferias de abril ganaderas, con la raza asturiana de los valles. Y mañana, a las once de la mañana, habrá la entrega de premios.