El pasado año se declararon más de 54 millones de litros de leche de oveja manchega en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen (D.O) Queso Manchego, al que pertenecen 917 ganaderías con 569.084 ovejas.
Según ha avanzado en un comunicado la Federación Española de Asociaciones de Ganado Selecto (Feagas), casi el 45 por ciento de los quesos certificados que se producen en esta denominación de origen se destinan a la exportación en 34 países.
En cuanto al sector productor, en 2011 se contó con 39 queserías industriales y 30 artesanales, y de las casi 400.000 piezas de queso manchego producidas el Consejo Regulador certificó el 99 por ciento.
El ámbito de competencia del Consejo Regulador de la D.O Queso Manchego comprende un territorio de más de 34.000 kilómetros cuadrados, con 399 términos municipales. De ellos, 46 corresponden a la provincia de Albacete, 78 a la de Ciudad Real, 153 a la de Cuenca y 122 a la de Toledo.
Según informa la D.O, una manera de identificar si una pieza de queso es, efectivamente, de queso manchego, es comprobar que en el etiquetado figura este sello de calidad con la palabra 'manchego', y teniendo en cuenta que el producto solo puede elaborarse en alguna de las cuatro provincias castellano-manchegas citadas.
El aspecto exterior es «entramado» y en lados caras aparecen dos líneas que dividen la superficie en cuatro partes. El interior del queso debe presentar un color que puede variar, dependiendo del tiempo de maduración, del blanco al marfil. En cuanto al corte, puede ser liso o presentar 'ojos' pequeños repartidos de forma desigual.
El queso manchego se considera un alimento «muy completo» que concentra todas las cualidades nutritivas de la leche.