La cuarta edición de la Feria del Queso Artesanal de Villaluenga del Rosario concluyó ayer con buena afluencia de público, que volvió a dar un espaldarazo a esta convocatoria que reunió a unas 30 queserías de Andalucía. 

La jornada sirvió no sólo de escaparate y difusión del producto que se hace en Andalucía sino también de reconocimiento a la labor de las queserías que trabajan por mantener y superarse en calidad. Así, un jurado experto fue el encargado de fallar los premios a los mejores quesos de la comunidad autónoma que se han presentado en el contexto de esta feria. De los 72 quesos que se presentaron a esta edición repartidos en tres categorías, se alzó con dos primeros premios la firma jienense Quesería Sierra Sur, de Alcalá la Real, por su semicurado de cabra y curado de oveja. También consigo un primer galardón la quesería Quesos Montecabra, de Córdoba, por el curado de cabra. 

Un segundo premio fue a parar a la marca Sierra Crestellina, en Málaga, por su semicurado de cabra. Por su parte, la Quesería El Bosqueño, del pueblo serrano de El Bosque, consiguió alzarse con dos segundos premios. En este caso, la firma tuvo el reconocimiento a su queso curado de cabra y queso curado de oveja. 

Otra firma quesera de la Sierra, Pajarete, con sede en Villamartín, logró un tercer premio por su queso curado de oveja. Otro tercer premio consiguió la Quesería El Arquillo, de Campillos (Málaga), y la marca Doñana, con sede en Huelva. 

Con estas nominaciones, se cerraron ayer por la tarde las instalaciones de esta muestra del queso que puso de relieve la consolidación de este producto dentro de la oferta gastronómica y turística de la Sierra como recordó en su apertura el pasado sábado, el alcalde de Villaluenga del Rosario, Alfonso Moscoso (PSOE). 

Cabe destacar que esta feria ha contado, además de expositores, con actividades complementarias como un taller de creación de quesos donde se ha podido aprender métodos tradicionales