Las Cuencas siguen dejando a sus espaldas fines de semana festivos en su calendario primaveral. En la comarca del Caudal, el valle de Turón se llenó ayer a mediodía con la celebración del XXII Certamen del queso de Urbiés. En Nalón, decenas de «autos locos» completaron el programa festivo de El Carbayu y el programa de la III Romería de Primavera llevó a Ciaño el festival «Cantando pelos chigres».


El programa en Turón comenzó a mediodía, con la tradicional misa y el pasacalles. Poco más tarde abrió la feria del Certamen del Queso, que se llenó de visitantes y compradores. Esta muestra gastronómica es una de las más tradicionales de la comarca, sigue viva y el público sigue acudiendo de manera fiel año tras año. Además, en esta nueva edición, la muestra contó con una meteorología inmejorable, que ayudó a la buena marcha del programa previsto. 


Cuando los visitantes ya habían dado una vuelta a la feria, comenzó la «puya´l ramu» y la sesión vermú. Antes de sentarse a la mesa llegó la música, de la mano del Coro del Hogar del Pensionista y el Coro Minero de Turón. Por la noche, la romería se despidió hasta el próximo año con una verbena a cargo del trío «Corzobeyos» y el grupo «Passion». Este evento, que empezó el viernes con el pregón de la escritora Ana Vanessa Gutiérrez, está organizado por la Comisión de Festejos de Urbiés en colaboración con el Ayuntamiento de Mieres.


En Langreo, las fiestas llegaron de la mano de la Sociedad de Festejos y Cultura Nuestra Señora de El Carbayu. Además de una gran espicha con paella mixta y caldereta de cabritu, el programa se completó con el II Descenso de Deportes de Inercia, una competición conocida como los «autos locos». Los resultados de la competición, que reunió a decenas de participantes, son puntuables para la Copa de España FDI y el Campeonato de Asturias. La entrega de premios tuvo lugar a las nueve de la noche.