Cientos de olores y sabores se dispersaron ayer en la plaza del Ayuntamiento, con la Primera Muestra de Quesos Tradicionales que se celebra en el municipio alcalaíno desde ayer y finaliza en el día de hoy. La plaza del Ayuntamiento es un mosaico de más de 100 sabores queseros, gracias a la colaboración de 18 queseros que ofrecen sus productos.
Quesos de Málaga, Córdoba, Granada, Alcalá la Real, Frailes, Archidona, Sevilla, Huelva, Ciudad Real, Badajoz, Cádiz o Cantabria desplegaron ayer su sabores para que los alcalaínos y visitantes disfruten de dos días.
Quesos curados de rebaño propio, quesos de sabor intenso, de agradables notas de nata y frutos secos, quesos con textura mantecosa de olor intenso, quesos de sabor agradable y suave, quesos recubiertos de hierbas o pimienta, quesos con retrogusto ácido, quesos blandos, quesos elaborados con leche cruda, de color marfil, con notas de almendra, quesos conservados en aceite de oliva, o quesos madurados en cueva, con sabor picante y olor intenso, todos se pueden degustar, por poco dinero en la plaza del Ayuntamiento, con un ambiente ideal y con la esperanza de aupar a un sector sin paro y en auténtica esperanza de seguir triunfando y ser cada día más importante no solo en Andalucía sino en toda España.
Excelentes ejemplos
Entre los quesos más apreciados por quienes visitaron la feria figuran los elaborados por Artesanos de Frailes, o los propuestos por la firma Lácteos La Ñora y también los presentados por la empresa quesera Sierra Sur. Sin duda, un acierto.
Así todos los queseros que fueron saludando a la alcaldesa, la socialista Elena Víboras, estaban contentos de encontrarse en Alcalá la Real y mostraban su alegría manifestando que son un sector en auge, donde cada año se prospera un poco más y que da trabajo a un importante número de personas.
Por ello, la idea de realizar este proyecto da una serie de esperanzas para que siga realizándose en los próximos años, porque hay un público importante que demanda este tipo de productos y no sólo el queso sino que se puede abrir a otros productos comarcales, como el buen aceite, la repostería más artesanal, los embutidos de un rico sabor, la cerámica alcalaína, cosméticos o souvenirs de vidrieras.
El público supo apreciar y desde las 11:30 horas en que se inauguró la muestra, cientos de visitantes estuvieron presentes, viendo y saboreando gran parte de los quesos, comprándolos y llevando a sus domicilios el sabor y el olor de un buen queso artesanal, elaborado por gentes amantes de este sector que cada vez se muestra más pujante y certero en su futuro.