El Consell y la Associació de Criadors d’Ovelles de Raça de Menorca colaborarán en un nuevo programa para la recuperación de un producto tradicional, el queso elaborado con leche de oveja, a la vez que se introducen técnicas de control de calidad en las fincas. El proyecto, presentado ayer por la consellera de Economía, Antònia Allès, y el presidente de la asociación de criadores, Llorenç Llufriu, es una experiencia piloto en la que también participan el Instituto de Biología Animal de Balears (IBABSA) y la Universidad de Córdoba, y que aspira a recibir financiación de la iniciativa europea Leader, si las fincas necesitan afrontar alguna inversión en sus instalaciones.

El control lechero se realizará en tres fincas de las 93 que forman parte de la Associació de Criadors d’Ovelles de raza autóctona; dichas explotaciones tienen una media de sesenta animales, de un censo de ovejas que, a finales de 2010, se situó en 3.068 animales en toda la Isla.

Precisamente este domingo 10 de abril se celebrará el II Concurso Morfológico de Carneros y Corderos de Menorca en el Recinto Ferial de Es Mercadal, y cuyo objetivo es la mejora de la raza autóctona.

Una salida para la leche de oveja que se produzca dentro de este nueva iniciativa agroalimentaria es destinarla a la elaboración de queso mixto, con mezcla de leche de vaca, o recuperar el uso de esta leche en la producción del queso de la Denominación de Origen Mahón-Menorca, cuyo reglamento contempla la posibilidad de fabricar el queso con hasta un 5 por ciento de leche de oveja.

Una utilización en la Denominación de Origen que se ha ido perdiendo, según explicó Llufriu, entre otras razones por no contar las fincas con sistemas de ordeño mecanizados.

El proyecto tiene como objetivos velar por la pureza de la raza autóctona, mejorar las estructuras del sector, potenciar los medios de defensa sanitaria, introducir en el mercado local el queso de oveja y recuperar el queso mixto, a la vez que diversificar la actividad agraria insular. La colaboración del IBABSA y el Departamento de Genética de la Universidad de Córdoba consistirá en el asesoramiento técnico al Consell y la asociación de criadores. El centro universitario cuenta con un equipo de prestigio que ya ha trabajado en otros proyectos de características similares con razas autóctonas productoras de leche, como la murciano-granadina.