La XX Feira do Queixo da Ulloa reunirá el próximo día 20 a más de 40 productores en Monterroso. De ellos, nueve pertenecen a la denominación de origen Arzúa-Ulloa, tres a las de San Simón y O Cebreiro, y unos 30 son productores de queso tradicionales.

El acto de presentación de este evento se celebró ayer en la Diputación Provincial de Lugo, donde la vicepresidenta, Lara Méndez, destacó la oportunidad económica que este tipo de actividades, respectuosas con el medio ambiente, suponen para las poblaciones rurales.

Luis Carreras Valín, presidente del consejo regulador de la denominación de origen Arzúa-Ulloa, explicó que la producción registrada aumentó un nueve por ciento el año pasado, con lo que se superaron los tres millones de kilogramos. El 85 por ciento de esta producción se destina al mercado internacional, aunque el queso de Arzúa-Ulloa ya se comercializa en más de 20 países.

El portavoz del consejo regulador explicó que la feria se enmarca dentro de las actividades de promoción del producto y que este año incidirá en el acercamiento del queso a los más jóvenes.

En este sentido, el alcalde de Monterroso, Antonio Gato, explicó que en los días previos a la feria se desarrollarán ‘obradoiros’ en los centros educativos de la localidad para acercar los métodos de elaboración artesanales a los más jóvenes y promover su pervivencia. «O hábito de facer queixo perdeuse durante un tempo, pero xa se está recuperando e xa se fai máis do que se facía nos últimos anos», indicó el alcalde.

Otra actividad para acercar el producto a los estudiantes será una cata comentada, que les permitirá conocer las características del queso y realizar un consumo crítico del mismo.

La vicepresidenta de la Diputación, Lara Méndez, valoró este tipo de iniciativas porque «despois de 20 edicións xa podía parecer que non queda nada por facer, pero aínda hai novidades, é unha feira viva».