La apuesta en la ganadería por las figuras de calidad diferenciada está dando sus frutos y así lo demuestran productos como el queso manchego, cuyo éxito dentro y fuera de España está «tirando» del resto. Así lo indicó ayer el director general de Producción Agropecuaria de la Junta de Comunidades, Francisco Martínez Arroyo, en la inauguración de las jornadas 'Rentabilidad y futuro del ovino', a las que asistieron más de 130 profesionales.


El queso, dijo Martínez Arroyo, «está haciendo competitivas y rentables las explotaciones de ovino manchego», en un momento difícil para el conjunto de la ganadería. Explicó que en Castilla-La Mancha existen 3,3 millones de ovejas, con 5.000 explotaciones, un sector «muy heterogéneo» en el que destaca el ovino manchego, «la raza autóctona por excelencia» de la Región y «punta de lanza» de una industria quesera «reconocida en todo el mundo».
Este subsector representa un tercio del total de ovino que hay en la Región y una cuarta parte del conjunto de explotaciones, siendo Albacete una provincia clave con cabañas de oveja manchega «cada vez grandes» y que son, además, «las más competitivas de toda España».
Respecto a la carne de cordero manchego, que cuenta también con su propia denominación de origen, el representante del Gobierno regional manifestó que «hay que fomentar su consumo» y favorecer que el consumidor reconozca el producto y lo demande.

Esta actuación, dijo Martínez Arroyo, pasa por «crear una estructura de comercialización fuerte», de forma que el ganadero «tenga más capacidad de maniobra cuando negocie con la industria y la distribución».
Avanzó que en el plazo aproximado de un mes el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino tiene previsto publicar un real decreto «en el que se ha trabajado de forma activa desde el Gobierno de Castilla-La Mancha» y que permitirá que, por primera vez, todos los ganaderos de leche de ovino, caprino y vacuno firmen contratos de compraventa para sus productos, algo «revolucionario» que «va a cambiar las relaciones del sector».

Añadió que la misma normativa hará posible que los productores «se agrupen y negocien en común con la industria», otra novedad que se ha impulsado desde la Unión Europea «para salvar a la ganadería de la crisis que padece».
Estrategia regional

Martínez Arroyo manifestó que la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente ha puesto sobre la mesa la Estrategia Regional de la Ganadería que tiene como objetivos «mejorar la rentabilidad de las explotaciones, fomentar las agrupaciones para la comercialización e impulsar los trámites vía telemática con la Administración por parte de ganaderos y veterinarios».

En la jornada, organizada por Editorial Agrícola con la colaboración, entre otros, de Agrama y el Instituto Técnico Agronómico Provincial (Itap) participó el director de esta entidad, Prudencio López Fuster, quien afirmó que el ovino está en una situación «muy problemática» y que es el subsector de la carne el que lo tiene «más complicado».
Comentó que la leche «se está salvando porque tiene mejor precio» gracias al queso manchego, y resaltó que «la tecnología y la mejora genética» de la raza manchega están contribuyendo, por su parte, al mantenimiento de las explotaciones.

Ayudas para ADS

En otro orden de cosas, el director general de Producción Agropecuaria se refirió a la convocatoria de ayudas para las Agrupaciones de Defensa Sanitaria (ADS) reconociendo que «lleva un cierto retraso». No obstante, aseguró que la Junta está trabajando junto con los veterinarios para «acelerar» al máximo la publicación de la orden